jueves, 25 de noviembre de 2010

Si la vida te da limones?



Déjenme contarles un poco la historia de mi vida, y no es que a muchos les interese, pero acá va: Hola, soy Mariana Rojas y estudié publicidad.- Y hasta ahí va bien, solo que decidí nunca ejercer y encaminarme por la vida independiente, pero como es bien sabido por los que trabajamos de "freelance" hay días emos en los que dices: - Tal vez debería trabajar en una agencia y volverme rica y pretenciosa", no debe ser tan malo, muchos de mis amigos lo hacen y lo disfrutan, yo no soy nadie para juzgarlos, es un trabajo normal como ser panadero o trabajar en la morgue. Pero cuando ves la vida en perspectiva te das cuenta que no cambiarias nada, ni las tardes en el parque, ni los descansos a media mañana o simplemente ser tu propio jefe.

Esto más o menos es lo que nos cuentan 16 creativos en Lemonade un documental de 30 minutos donde cada uno habla de su experiencia al ser despedido tras los enormes recortes de personal que enfrentan muchas empresas en Estados Unidos incluyendo la industria publicitaria debido a la gran "Recesión económica", no es un documental para darse palmaditas en la espalda y llorar sobre la leche derramada, es uno que nos habla de los nuevos retos a los que nos enfrentamos y del camino a la felicidad (hippie) porque como bien lo dijo el señor Palahniuk:

“You are not your job, you’re not how much money you have in the bank. You are not the car you drive. You’re not the contents of your wallet. You are not your fucking khakis. You are all singing, all dancing crap of the world.”


El video me llego via Roller Monkey

7 comentarios:

misspex dijo...

:D genial

Randy Mora dijo...

Gracias por este post, a veces cuando me entran las dudas al pensar si de verdad estoy haciendo algo con mi vida, me da animo encontrar cosas como esta.

Randy Mora dijo...

No es que yo esté emo, es la tarde que está gris jeje

Anónimo dijo...

Como siempre tan sabia mi Furia por eso siempre fuiste de mis alumnas favoritas ..

LaJuanjita dijo...

Sí, genial post. A mí me suele pasar que paso muchas horas sola (a veces días) en mi cuarto trabajando y pienso en toda la gente en sus oficinas, amigos, idas a almorzar, trabajo en grupo, chistes...y yo que sé...pero al final definitivamente no cambio el poder trabajar en la noche hasta tarde, salir en el momento que quiera, dormir cuando lo desee, echarme en el piso a tomar el sol mientras ordeno mi mente...en fin. Qué viva el freelance!

rickiwarrior dijo...

Bueno, para ponerle sabor al asunto yo tengo un problema adicional como empleado: Trabajo en el sector público y de allí no despiden a nadie, tocaría entrar empeloto y en las drogas a bailar encima del escritorio del jefe en una reunión de gente importante para que piensen en echarlo a uno. Así pues, es más fácil ser despedido que tener que tomar la decisión. El caso es que estoy tomando impulso ($$$) porque eventualmente abandonaré ése barco. De una u otra forma apoyo las demás formas de ganarse la vida pues en el fondo todos enfrentamos el mismo problema existencial de tener un oficio que sea un parche y tener pa la gaseosa.
Keep rockin furys girl!

insantidad dijo...

extraño mi oficina... sniff

Publicar un comentario

 

Suscríbete al Feed