viernes, 31 de julio de 2015

Bomba Estéreo - "Somos Dos"

Self Defense Family - "Talia"

Esto es lo último del colectivo Self Defense Family, donde siguen su camino de exploración sónica y con este videoclip para el tema Talia, de su reciente álbum Heaven Is Earth, rinden tributo al video del hit ochentero It´s My Life, de los maestros del synth pop Talk Talk.

jueves, 30 de julio de 2015

EVENTO: #LatinoaméricaSuena presenta: FRIKSTAILERS desde Argentina


Con un sonido demencialmente bailable, este proyecto que esta más ligado al espacio que a la tierra, llegan por segunda vez a Bogotá y a la tarima de La Ventana los FRIKSTAILERS. Una propuesta que además de mantener ciertas bases en la cumbia digital, contiene una fuerte dosis en el rave noventero por su potencia en los beats. Aunque y gracias a Dios, su sonido hoy en día dialoga de una manera trasversal con Latinoamérica. Siendo capaces de llevar los sonidos del folclor, la tropicalidad a mundos completamente futuristas, perfectos para desatar un caos en la pista de baile.

Desde #LATINOAMÉRICASUENA estamos enfocados en resaltar el buen momento por el que pasa la región, mostrar el porqué hoy en día Latinoamérica es protagonista dentro de la industria musical por su diversidad y amplitud musical. #LATINOAMÉRICASUENA es una plataforma en desarrollo enfocada en resaltar los nuevos sonidos de la región, enfocados en fortalecer un circuito y sobre todo en construir un público interesado en nuevas propuestas.

Este viernes 31 de julio de 2015, en una nueva versión de #LATINOAMÉRICASUENA gozaremos con la cumbia espacial de los Frikstailers.

Dj invitado: Bleepolar
Preventa: 15Mil
Lugar: La Ventana
Dirección: Carrera 12A #83-61

Invita: Cromatic Live & Charco




Las primeras cinco (5) personas que dejen un comentario a esta entrada de blog, indicando: Título y Fecha de otra entrada de este blog (esunatrampa.blogspot.com) en donde se mencione a los Frikstailers, ganan entrada doble para el evento. No se vale indicar entrada repetida. Además, para efectos de poder ser incluidos en la lista de ganadores del concurso es preciso señalar en el texto del comentario los nombres y apellidos del interesado así como su número de cédula. Se reciben comentarios hasta las 4 p.m. de viernes 31 de julio. Nos vemos mañana!


Bellringer - "Von Fledermaus"

Esto es Bellringer, el actual proyecto de Mark Deutrom. Les había hablado de este señor en los vigésimos aniversarios del Houdini y Stoner Witch de los Melvins.

miércoles, 29 de julio de 2015

Matchess "The Law of Pure Will (The Lamentation of the Greatest Wealth)"

Matchess es el proyecto experimental de americana Whitney Johnson. The Law Of Pure Will es de su nuevo álbum Somnaphoria.

martes, 28 de julio de 2015

Sabotage - Cuadragésimo Aniversario


Por Diego Chalela.

La primera mitad de la década de los setenta fue un camino ascendente y libre de obstáculos para Black Sabbath. Con el homónimo Black Sabbath de 1970, el grandioso Paranoid del mismo año que los catapultó a la fama, el Master of Reality de 1971 (pieza fundacional del stoner), el Vol. 4 en 1972, y el polifacético Sabbath Bloody Sabbath de 1973 en el catálogo, para ese entonces ya eran la mítica banda que sentó las bases del heavy metal como estilo de vida, posición ante el mundo occidental y una manera de sentir.

Posicionados cómodamente en el mercado con su propuesta oscura, envolvente, fiel a sus raíces blueseras pero abierta a toques experimentales, el 28 de julio de 1975, ante un público comprometido con la inquebrantable marca sónica y lírica de OsbourneIommiButler y Ward, vio la luz el Sabotage. Ahora, más allá de la música las cosas no eran del todo tranquilas para Sabbath y su sexto álbum fue una respuesta honesta y visceral a la serie de incomodidades que enfrentaban en el momento, pues además de ser un grupo de artistas talentosos en constante evolución, eran también una lucrativa empresa rodeada de parásitos.

Todo el proceso de composición y grabación se llevó a cabo en medio de litigios y problemas legales con el antiguo manager de la banda, quien los demandó una vez fuera despedido por desviar dinero a destinatarios ilegítimos. De los trámites legales, las frecuentes citaciones y visitas a los tribunales, entre otras realidades de la fama y el exceso surgió el nombre del álbum, que revela el clima de tensiones, dudas y resentimientos que entorpeció el proceso de creación como hasta entonces lo conocía Sabbath. Pero ante ése sabotaje la banda reaccionó con firmeza: Sabotage es una obra poderosa, llena de matices y sorpresas que profundizan la expansión artística sin dejar de lado su esencia. Claro que esto dejó ver las primeras rupturas en su evolución, señales de lo que serían los discos por venir, aquellos que coincidieron con la separación de la formación original y el fin de los años setenta.

Indudablemente, el arranque del álbum es una declaración de principios. Hole in the Sky es una furiosa bienvenida al oyente que anuncia 44 minutos de poder. El clásico riff estridente que se repite una y otra vez a lo largo de casi toda la canción al compás de la galopante secuencia rítmica de la batería, se complementa acertadamente con el sentido desesperado de la letra “I’m looking through a hole in the sky, I’m seeing nowhere through the eyes of a lie”. Todo funciona. Es Sabbath en su más pura esencia, rabioso y contundente. 

Después de un corte abrupto que a modo de contraste amenaza con romper la intensidad del viaje (marca registrada de la casa), viene Don’t Start (Too Late), 49 segundos instrumentales al compás de un arpegio y un sutil punteo acústico de guitarra clásica. Un primer asomo progresivo del disco que va dando color a un todo lleno de variedades. También de repente, como un cuchillazo en la oscuridad sin previo aviso, arranca la joya del álbum: la legendaria Symptom of the Univese, una semilla que años después dio un fruto llamado trash, aquel subgénero glorioso de los ochenta que encuentra sus orígenes en este himno de Sabbath basado en el sencillo pero demoledor riff que solo la genialidad y el talento de Iommi podrían haber fundado.

Symptom recoge lo que hasta el momento era la banda pero también, como el álbum mismo, marca una tendencia de lo que vendría. El ritmo asfixiante, como una turbina encendida que no da tregua, define el recorrido que lidera la guitarra a base de cambios de tiempo, un magnífico solo y la eventual llegada a un jam acústico donde amables guitarras intercalan punteos y ritmos sobre la batería y el bajo mientras la letra llega a su cierre. Se trata de un viaje que va de la impotencia y el deseo de escapar a la ilusión de una realidad amable cuya esencia bien puede estar contenida en la primera estrofa de la canción: "Take me through the centuries to supersonic years, electrifying enemy is drowning in his tears, all I have to give you is a love that never dies, the symptom of the universe is written in your eyes." Una propuesta tan metalera como rockera por su fuerte base y el aire experimental y progresivo del jam final.

En este punto el listón ya está muy alto para el cuarto corte. Sin embargo, la épica Megalomania no defrauda y mantiene el nivel a su manera durante sus casi 10 minutos de duración. Inicia lenta, oscura y de algún modo depresiva "I hide myself inside the shadows of shame, the silent symphonies were playing their game, my body echoed to the dreams of my soul, this god is something that I could not control", y poco a poco va creciendo en ése tono, haciéndose densa pero envolvente, hasta antes de completarse el cuarto minuto donde un riff al mejor estilo del heavy ochentero o incluso del hard rock más comercial de aquella década, revela la otra faceta de la misma canción. Un paso de lo oscuro a lo luminoso, dos caras de una misma moneda en un gran tema que cierra la primera mitad del álbum.




(Ozzy, Bill, Geezer y Tony en la época)

Thrill Of It All deambula entre los sonidos crudos de la guitarra y la elevada voz principal cuya presencia protagónica cede el paso a los teclados cuando la canción acelera. Todo fluye amablemente, pero el tono oscuro y siniestro característico de la banda parece diluirse un poco mientras la letra expresa una cierta disconformidad frente al afán mercantil que ya para esa época era pan de cada día “For you have been taught that if your mind has been bought life’s entire answer was sold”, reflejo del contexto y el momento que vivía la banda en medio de sus conflictos legales. 

Luego viene la instrumental Supertzar, una secuencia de tres minutos a base de un riff oscuro ambientado con las voces del London Philarmonic Choir, un recurso hasta entonces inexplorado por la banda, que da un aire terrorífico y religioso a la canción. Este paso a sonidos acústicos, pero también de sintetizadores y teclados que marcan, con la presencia constante de la guitarra metalera de Iommi, podría entenderse como otra parte de la transición, un viaje claroscuro que deja atrás las bases ortodoxas del metal que sembraron, para llegar a un sonido más amplio y rutilante, con influencias del rock progresivo de la época. Am I Going Insane (Radio), el penúltimo corte, también es prueba de esto pues suena a un nuevo (o al fin de) Black Sabbath. Ahora, repite su misma base una y otra vez sin mucha versatilidad con un teclado marcando el tono y el ritmo, y su letra no expresa mucho más que la angustia por estar enloqueciendo. De cualquier forma, es interesante como evidencia de la transformación de la banda.

Y así llega The Writ última canción del álbum y única letra escrita por el propio Ozzy. Se trata de un desahogo crudo y frontal, una voz desesperada, una diatriba contra el negocio de la música, que denuncia algo de lo que vivían por esa época. Un tema que conjuga los sonidos clásicos y pesados con pasajes acústicos, de aire melancólico, en los cuales Ozzy parece decir que ya no son los mismos; que atrás quedaron los años de euforia ingenua y ascenso cuestionable de la banda en los que cualquiera podía lucrarse a costa de ellos.

Habían madurado no solo como artistas sino también como profesionales, y querían emprender nuevos recorridos, conscientes de sus propios pasos, libres de distracciones en su deseo por expresarse haciendo música.  La canción cierra con una secuencia estridente en la que el Sabbath más clásico parece despedirse reafirmando sus bases. Las de una banda de heavy metal fresca y contundente, que aunque no pretendía dejar de serlo, emprendía nuevos rumbos. Y al final, a un volumen muy bajo, suena un track escondido de unos pocos segundos llamado Blow on a Jug, un registro de Ozzy y Bill jugando desprevenidamente en el estudio.  

Hoy hace 40 años salió Sabotage, sexto álbum de Black Sabbath y parte fundamental de su discografía y de la historia del metal.

¡Feliz aniversario! 

(Mis favoritas: Hole In the Sky, Symptom of the Universe, Megalomanía y Superztar.)

Tough Age - "Nicolas Bragg"

Nicolas Bragg es un reciente video que compartieron las canadienses Tough Age, el cual debería estar en su nuevo álbum I Get the Feeling Central, pero no. No se a qué álbum pertenece. En todo caso llama la atención su estilo "The Breeders revival", rock alternativo que siempre te hará bien escuchar.

lunes, 27 de julio de 2015

311 - Vigésimo Aniversario




Por: Mateo Bonells.


En 1999 viajé al estado de Dakota del Sur. Como buen colombiano de 17 años fumaba cigarro y era bueno pa´ tomar trago. Inevitablemente entré a formar parte de los misfits de Brookings Highschool. Aunque yo era un hombre.. well… "girls just want to have fun!!!" Y eso fue lo que hice. Tomar clase de español parecía ser el método de acción a seguir (por obvias razones). Ahí conocí a mis primeros amigos: Phil, con camisa hawaiana, ojos azules y pelo pintado, Tony, con camiseta de Rage Against The Machine, pelo pintado y ojos azules, Matt, igualito al cantante de Limp Bizkit y Jannet, vestida como la hippy del Exit Planet Dust. Después de clase me preguntaron si yo fumaba. Les mostré mi paquete de Marlboro rojos. Salí con ellos en un Honda Civic de dos puertas verde oyendo Legend de Bob Marley y "carburando" una pipa. Después de 20 minutos de mirar por la ventana callados, cambiaron el CD… And my whole american exchange year experience went DOWN!! DOWN!!

Honestamente no hubo nada profundo en particular que me atrajera a 311 inicialmente. No tenía el oído, no percibí en primera instancia la influencia punk rock, tal vez GreenDayciana o de los Offsprings, ni la influencia skaera de Sublime y tampoco la obvia influencia de los Chili Peppers (manifestada entre otras cosas claramente en sus "DI-BI-RI-DA-BA-RAS" líricos Anthony Kideisianos). Lo que si oí en la música y sentí en mis amigos fue un tipo de manifiesto subconsciente que decía we are white boys!! we are all american!! we are in highschool!!! and this LIGHT-HARDCORE blown-amp guitar riff me hace gritar… I'm a teenager and I'm cool GODDAMN!!....

O.K. Tengo 33 años y puedo darme el lujo de decir estas cosas hoy en día sobre lo que pensaba a los 17 sin sentirme ridículo. Si me hubieran pedido una opinión objetiva sobre aquel sonido en aquella edad, tal vez me hubiese enfocado en el scratchyrischratch de disco que suena en todas las canciones y en el rapeado (del que a propósito no entendia un comino)… BUT IT JUST SOUNDED SOOOO FUCKING COOL!!! YOU GUYS!! JEJE!! Nunca me imaginé que 7 meses mas tarde estaría disfrutando un sabroso mosh pittin y mi primer crowd surfing en uno de sus conciertos en la ciudad de Sioux Falls.

Ahora si hagámosle justicia al álbum.

Una cosa para la que que no se necesitaba ningún especialista era para reconocer que la marca clásica del sonido de 311 estaba destinada al éxito. Más allá de todos los géneros a los que se dice pertenece, a mi en particular me suena al género GARAGE MADE IT MAINSTREAM, lo cual fue la constante de las bandas exitosas de los 90. La sincronía melódica de las dos guitarras con el bajo creaba un sonido fuerte, sólido, lleno, pulsante. El humm-hummeo del cantante cuasi-gregoriano, dulce, reverved, dubed, high as a kite californian. El rapeo sin rima de la segunda voz con su icónico sonido cruce entre los Beasty Boys y Kriss Kross junto con el muy necesario y contemporáneo rayado de disco formaban un poderoso popurrí el cual mis jóvenes amigos americanos memorizaban y cantaban como lo hacíamos nosotros con Escalona y Diomédes. 

This was music for the masses not like Depeche Mode intended. Y finalmente el elemento más distinguido del sonido de 311, la batería!!!! Totally Trenchtowned!! El elemento más reggae de la banda, y el delivery de los golpes, glorioso highpitch snare.

El primer detallazo del álbum sin lugar a duda es la canción de apertura, el single Down (video),  la cual cuenta con todas todas las características destacables del grupo. Además de invocar aquel espíritu de fin de siglo y de todos los siglos we are 16, got a driver liscence, let´s go score some cigarettes, Brian´s got some weed, lets drive after school and GET FUCKED UP. La canción Purpose bonito beat reaggae, suena mucho como los últimos trabajos de ellos. Jackolantern´s Weather es a mi gusto solo contenido bulto para aquellas mentes adolescentes ansiosas por rap para memorizar y hay mucho de eso a lo largo del álbum. No se cual haya sido su negocio con disquera o su necesidad por crear tanto bulto. El tema All Mixed Up (video) y su riff de guitarra gritan. Chilli Peppers If You Have To Ask from Blood Sugar Sex Magic perpetuando las influencias funkadélicas de John Frusciante.

El otro hit fue el Don´t Stay Home (video)... Again, I never understood a fucking thing they were sayingthe sound just worked for me, es una vibración quinceañera suave pero efectiva para cargar una hincha pequeñita o pretender una f en el baño frente al espejo.

Aún disfruto éste y otros álbumes de 311 que tengo en mi gaveta de los recuerdos, especialmente el Live y Soundsystem, los que eran más contemporáneos en el tiempo que estuve allá y claramente con más trabajo de estudio. Es bonita la nostalgia que produce ver a una de las bandas con las que creciste lanzarse de nuevo al ruedo y ver que han madurado y tu también.

Feliz aniversario!



Palma Violets - "Girl, You Couldn't Do Much Better on the Beach"

Este es el último video de los ingleses Palma Violets para su álbum Danger In The Club.

sábado, 25 de julio de 2015

The Presidents Of The United States Of America - Vigésimo Aniversario


Por años creí que nunca escucharía este álbum. No me simpatizaban sus caras y no me gustaba que no se tomaran en serio. A medida que el sueño de los noventa terminaba ridiculizado, The Presidents of the United States of America sonaban evidentemente culpables. ¿Por dios, cómo no? Pero, ¿cómo podría este seguidor de la música anglo criticar a estos tres músicos por el nombre de su banda, su básico humor, o por el curso de la música popular en la mitad de los años noventa? No way. El caso es que Miguel Andrés, un amigo mío desde la primaria quien no tenía prejuicios ni sofisticaciones para escuchar sus sencillas opciones musicales, tenía este CD, aquel que se abrió paso en muchos hogares a través de la pegajosa e insoportable Lump (video dirigido por Roman Coppola).

Como siempre tuve admiración por los discos, en una de las visitas a su casa a jugar Super Nintendo no pude evitar ponerlo (en un discman conectado a dos parlantes de computador) y de inmediato descubrí que bueno o malo, ridículo o no, el álbum tenía un sonido propio, sólido y original en su particular manera. Y bueno, desde el inicio con Kitty (video) y sus tranquilos versos, el disco tiene su encanto. Varios riffs y ritmos me hicieron regresar más pronto que tarde y resulté concluyendo que se trataba de buena música amigable, así que escribo esto para hacerle justicia al álbum y reconocer que detrás de esas básicas canciones tocadas con una guitarra de tres cuerdas, un bajo de dos y una batería sin toms de aire, se encontraba un curioso ejemplo de composición musical y de interpretación rock.

El disco es una pequeña roquita, fácil de entender y contagiosa. A partir de Stranger se revelan sensibilidad musical y legítimas ganas de cantar y jamear. Sigue Boll Weevil, tal vez mi favorita entre todas. Uff! Allí empieza un gran momento del álbum pues sigue el hit Peaches y el alcance de tan pocas cuerdas disponibles. Dune Buggy, la divertida versión de We´re Not Gonna Make It y la de la legendaria Kick Out The Jams (original de MC5), la contagiosa y más larga de todas Body, la folk-rockera Back Porch, la cómica Candy con su sollado intermedio, y el remate con la sincera Naked and Famous, en la que aparece como invitado Kim Thayil de Soundgarden haciendo sus leads (acreditados como "guitar noodles") quien es cercano a la banda, en parte por que los Presidents son de Seattle. En cualquier caso...

Feliz aniversario!



(Ojo a Letterman cuando presenta el disco en vinilo...)
 

Suscríbete al Feed