viernes, 10 de mayo de 2013

Editorial - Rock al Parque




Independiente del debate acerca de la latente contradicción de que el Rock sea apoyado por el establecimiento, consideramos que Rock Al Parque es un fenómeno interesante que se ha convertido, por derecho propio, en patrimonio de Bogotá D.C. Con ánimo de ejercer los derechos que nos corresponden por la relación que tenemos con este festival como bogotanos o tributantes en la capital, Es una Trampa decide plantear ciertas interrogantes y hacer un seguimiento de algunos de los asuntos que rodean a Rock al Parque con el propósito de conocer en qué se están gastando el presupuesto de cultura en esta ciudad.

Así pues, es preciso plantear la lista de asuntos conflictivos a consideración del los seguidores de este blog:

1. ¿Debe ser Rock al Parque un festival de Rock exclusivamente?

¿Qué es el Rock? ¿Un género, una actitud? Sabemos que no es un tema fácil de definir, entre otras cosas, porque el Rock no es tan fuerte hoy en día. Sin embargo, tal vez lo sea como concepto, así que vale la pena revisar qué es lo que ha venido aconteciendo y lo que ocurrirá este año al respecto.

2. La fecha de realización

Aparentemente, haber modificado la fecha del festival a la mitad del año, por la cuestión del clima, pone a la administración distrital en la difícil tarea de competir con los festivales de verano no-gratuitos del resto del mundo, e impiden la posibilidad de traer artistas de Rock cotizados.

3. Los jurados

¿Quiénes son? ¿Quién los escoge? ¿Cuáles son los requisitos que un jurado de Rock al Parque debe cumplir para ser tal?

4. ¿Está el público contento con las decisiones de los jurados?

Nos atrevemos a afirmar que no. Las opiniones de descontento no se hacen esperar, desde hace unos años atrás, apenas se conoce la lista de las bandas preseleccionadas. Por su parte, las bandas que “no califican” a Rock Al Parque tampoco se sienten satisfechas con la situación. Sobre todo porque en este tipo de selecciones a los rechazados siempre les queda la sensación de que desconocen las razones. ¿Qué tienen que decir estas bandas? 

5. ¿Cuáles son las lógicas de la convocatoria? ¿Realmente es Rock al Parque una plataforma para las bandas distritales emergentes?

Tanto público como artistas se sienten inconformes al respeto; unos sienten que el Festival es una rosca excluyente, donde siempre tocan los mismos, mientras que otros se quejan porque “esas bandas no las conoce nadie”. ¿Cuál es la realidad del asunto? ¿Cómo satisfacer las necesidades de expresión cultural frente a las exigencias del público?

Así pues, ofreciendo este espacio para construir las conclusiones entre la comunidad bogotana, Es una Trampa se compromete a abordar cada uno de los temas de manera separada y terminar la tarea después de la próxima edición del festival. A todos quienes nos quieran apoyar les damos la bienvenida. Aceptamos sugerencias y discusiones constructivas, datos, contactos y todo con lo que quieran apoyarnos.

Si Rock al Parque es una trampa o no, este es el lugar para denunciarlo.

5 comentarios:

rickiwarrior dijo...

El video "A los 15 uno ya es grande" es bacano pero le faltó mucho material noventero en vivo de los primeros festivales. Ahora, no lo llamaría documental porque todos el contenido es a favor.

insantidad dijo...

Es como si fuera el trailer de lo que sí sería un documental.

misspex dijo...

verlo da nostalgia :) jejeje

@ElCharconauta dijo...

Estoy de acuerdo con el planteamiento de las preguntas, llevamos mucho tiempo haciéndolas, pero en la 5 creo que la misión de rock al parque debe ser siempre innovar y mostrar lo que esta surgiendo en la escena, la invitación es a que vayamos a escuchar bandas que no conocemos, depronto nos sorprenden.

Santiago Marín dijo...

De acuerdo. Esa es una falencia porque las bandas emergente tocan temprano, y el grueso del público asiste en las horas de la noche para ver las bandas internacionales.

Publicar un comentario

 

Suscríbete al Feed