jueves, 25 de diciembre de 2014

2014 rocked! Lo mejor del año según rickiwarrior



El noveno álbum de Dwarves, "uno de los últimos bastiones del punk verdadero" muestra que el rock sigue a cuestas de los exponentes del siglo 20. En este trabajo de poco menos de media hora, tenemos una pieza sólida que dejará con con una sonrisa gigante a todos los fanáticos del punk y del rock. Los hardcoreros podrán disfrutar algunos temas también. Personalmente, fue un alivio haber encontrado este álbum, y escuchar el beat y los leads clásicos del punk que tanta alegría le traen a mi alma, así como esta bonita portada que conserva el delicado estilo de los Dwarves.

Lo traigo de primero en la lista pues no solo me fascinó el álbum, sino porque a diferencia de la mayoría de trabajos que incluí en esta lista que gozaron de amplia difusión y respaldo comercial, Dwarves continúan operando desde un clásico rincón underground independiente.




Durante 2013, mientras se estrenaban los EP1, EP2, y EP3, así como los videoclips para Bagboy, Indie Cindy, Andro Queen (mis favoritas), What Goes Boom y Another Toe in the Ocean, me pregunté varias veces porqué en vez de esta serie de lanzamientos, Pixies no habría ofrecido su quinto álbum "como dios manda". Después del anuncio del estreno de Indie Cindy para abril de 2014 (y de su show en vivo en Bogotá : ), comprendí que se trató de una estrategia para facilitarle la asimilación del álbum a la audiencia (como lo hicieron Smashing Pumpkins en 2010), en esta época de sobre-oferta de información y de criterios formados con inmediatez.

Pues me parece que la estrategia no funcionó, pues lo que hubo en 2014 fueron críticas negativas que alegaban que este álbum no correspondía al nivel de la leyenda del rock alternativo en la transición entre los años 80 y los 90 que son los Pixies. Debo decir que si bien me costó trabajo digerirlo, siempre tuve claro que no haría una crítica apresurada de este álbum, concebido en principio por quien considero uno de uno de los mejores compositores de nuestra era, Black Francis.

Como suele suceder, después de escucharlo 47 veces, estoy convencido de que Indie Cindy si tiene el nivel esperado y que además, los Pixies continuaron con su tradición de rock exquisito. Con la increíble voz de Francis, el ideal manejo de dos guitarras, y unas canciones hermosas de rock que a primera vista parecen simples pero que en realidad tienen un aporte melódico hasta un nivel casi progresivo, según mi ya conocido criterio marcado por la vieja guardia, no cabe duda alguna de que Indie Cindy es de lo mejor de 2014. (Esto dijo The Needle Drop al respecto)

Otros puntos altos del álbum son Greens and Blues, Silver Snail y Blue Eyed Hexe.



3. Lazaretto

Mi relación con la obra de Jack White no ha sido particularmente fuerte, aunque después de ver el documental It Might Get Loud, todo empezó a tener más sentido para mi. El año pasado intenté algunas veces con Blunderbuss, pero fue inútil, pues álbum no logró atraparme. Pero este año la historia fue distinta, porque después de ver el video de Lazaretto, el tema reclamó de inmediato su lugar entre lo mejor del año (audio y visualmente), y de su mano, el álbum entero.

Para muchos no es el caso, pero esto es exactamente lo que estuve esperando de White por mucho tiempo, un álbum de rock con su estilo particular en voz y guitarra triplicado, groove, una poderosa banda detrás y temas que fluyen uno tras otro impecablemente. (Esto dijo The Needle Drop al respecto)

Me encantan entre otras Three WomenWould You Fight for My Love?Just One Drink, That Black Bat Licorice y I Think I Found the Culprit.


4. Royal Blood

Como siempre he sido renuente a la modita del dúo de rock (guitarra - batería o en este caso bajo - batería), por varios meses no pasé de revisar un par de veces los videoclips de Out of the Black, Little Monster, Come On Over, Figure It Out, y Ten Tonne Skeleton, que los jóvenes ingleses Royal Blood compartieron para promocionar su álbum debut. No obstante, conforme se acercaba el fin del año decidí echarle oído al álbum y me sorprendió lo rápido que hizo efecto: Royal Blood se ubica entre los mejores álbumes, así como Little Monster entre los mejores temas de 2014.

En algún un comentario en Youtube mencionaron que esto se trataba de "Muse sin la maricada" (Muse without the gayness) lo que me pareció acertado además de súmamente divertido. Aunque de hecho me encanta aquel arrollador poder musical "a lo Freddie Mercury" de Mathew Bellamy, descrito cómicamente por el comentarista como "la maricada de Muse", lo acertado del comentario no está en lo despectivo, sino en que mientras Muse ha ido perdiendo la fuerza con la que nos conquistaron hace diez años, para profundizar en una tendencia clásica y melódica muy respetable pero no tan contagiosa, sus colegas Mike Kerr y Ben Tatcher de Royal Blood se dieron gusto imprimiéndole ésa fuerza a este álbum, que nunca será tan sofisticado como Muse, pero tan o más efectivo. Excelente. (Esto dijo The Needle Drop al respecto)



5. The Physical World

No tuve idea de la existencia de este dúo canadiense hasta hace unos meses. Curiosamente, Death From Above 1979 fueron otra razón para olvidar mis diferencias con estas bandas de rock que funcionan sin al menos un tercer instrumento. Y cómo no, si este álbum tiene una energía envidiable, ése toque bailable y agresivo que van tan bien juntos y con el que pueden disputarle el trono a muchas propuestas dentro y fuera del rock. En serio, tienen que revisar The Physical World.  (Esto dijo The Needle Drop al respecto)

Revisen el video de Trainwreck 1979, y luego dejen sonar todo el álbum. Es corto y grandioso.



6. ...Honor Is All We Know

Aunque sospecho que para algunos escuchar esto será o fue como el regreso a lo mismo de siempre, para mi, esta fórmula clásica todavía me para de la silla y me recuerda lo mejor de mejores épocas. Que alegría que me produce el ...Honor, tal vez es porque soy fan de esta icónica banda de punk americana, pero me parece que su propuesta sigue siendo relevante, y que aunque a medida que crecemos a veces el punk puede tornarse algo ajeno e infantil, la verdad es que veo a Rancid actualmente y efectivamente, los veo envejecer con honor. Salud!

Ojo y oído a la tripleta que compartieron en video: Collision Course, Honor Is All We Know y Evil´s My Friend.



7. Return To Annihilation

Una de las sorpresas de 2014 fue el trío experimental de metal Locrian (significa "modo locrio" tanto un modo musical o simplemente una escala diatónica) que en promoción de su álbum Return To Annihilation compartieron muchos episodios audiovisuales que en realidad te sacan de la homogeneidad de la época. Aunque denso y oscuro, la repetición y la sensación de que para poder escuchar tan solo un tema de este álbum requieres liberarte primero del afán que acompaña cada momento de la vida, hacen de Return To Annihilation un gran viaje y uno de los mejores de 2014. (Esto dijo The Needle Drop al respecto)

Ojo y oído a Return To Annihilation, Panorama Of Mirrors y Two Moons.



8. Sonic Highways

Últimamente, Dave Grohl está en un pedestal bastante alto en donde es el punto de referencia de muchos medios mainstream para evaluar el estado actual del rock. Verlo con tanta frecuencia me generó algo de rechazo al momento del estreno del Sonic Highways, pero una vez vi el video de Something From Nothing, el daño estaba hecho: poco después sentí la necesidad de volverla a escuchar, y finalmente terminé sintiendo la misma necesidad por el álbum entero en un tiempo récord de un par de semanas. Ahora, agreguémosle todo el contenido conceptual tras la producción del álbum y su documental de ocho capítulos (uno por tema) estrenados en HBO, para concluir nuevamente que sea lo que sea, Grohl es una absoluta autoridad en materia de rock, y que el álbum es efectivamente fino. (Esto dijo The Needle Drop al respecto)

Oído también a Feast and the Famine (medio The Hives), What Did I Do / God As My Witness, Outside y In The Clear.





9. Too True

Una de las primeras novedades de 2014 fueron las hermosas Dum Dum Girls con su álbum Too True, donde explotan de manera fantástica los clásicos estilos del dream pop y del new wave. No solo es una joya musical que suena al nivel de cualquier obra de The Cure, sino que también se fajaron un elegante toque visual en sus clips (especialmente el de Are You Ok?) que compartieron durante el año, durante el cual se mantuvieron firmes y lograron un merecido puesto en esta lista.

Ojo y oído a Lost Boys and Girls Club y Rimbaud Eyes. Éxitos instantáneos.




10. Wasted Years

Creo que aunque al lanzamiento de Wasted Years se le hizo gran bulla (recuerdan por ejemplo a Anthony Kiedis de Red Hot Chili Peppers en Estéreo Picnic 2014 vistiendo la gorra de OFF!?), este álbum no pasará de ser una celebración del hardcore americano ochentero y por consiguiente, si lo encuentras en una lista de lo mejor de 2014 es porque el autor de la lista (quien por tarde nació en ésa década) encuentra sentido en esta especie de revival a manos de una súper banda de regresa una vez más a retomar la gloria de antaño.

Ojo y oído a Hypnotized.



Mejor álbum no-rock 2014: La Revancha del Burro

Como no todo en la vida puede ser rock, las estrellas se alinearon y de nuestras tierras colombianas surgió el segundo hijo del colectivo audiovisuales más queridos del momento, y me refiero a La Revancha del Burro de Systema Solar, donde la guía electrónica y de exquisitos samples se matiza divinamente con los elementos vocales, visuales, scratch y de percusión, alcanzando momentos gloriosos que me recuerdan, además de todos las fuentes de ritmos latinos de los que se alimenta, a los Chemical Brothers y a los Beastie Boys. Tan grandioso fue este álbum que le quitó el puesto en esta lista a Syro de Aphex Twin.

Ojo y oído a La Rana y Yo Voy Ganao, y oído a bellezas como Antena, Eso Ke Es y La Esquina del Movimiento.

Feliz año ! 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Suscríbete al Feed