martes, 1 de marzo de 2011

Sobre las bandas y los proyectos

En alguna entrevista, refiriéndose a la versión de The Man Who Sold The World que Nirvana presentó el 18 de noviembre de 1993 para MTV Unplugged, David Bowie lamentaba que para esa época, después de tocar en vivo su propio tema de 1970, algunos jóvenes le manifestaran que les parecía cool que él estuviese interpretando una canción de la famosa banda de Seattle.

Generalmente, en un primer acercamiento al rock uno asocia la creación de la obra musical con la banda que la interpreta. Así como le ocurre a los jóvenes del ejemplo, al escuchar una banda uno tiende a asumir que el tema fue compuesto por todos los integrantes que escucha. Posteriormente, en una aproximación más detallada, se descubre con certeza quién concibe las canciones que escuchamos, por ejemplo, como al finalizar los créditos de una película en donde, seguido a los títulos de cada tema de la banda sonora se discrimina: written by John Squire and Ian Brown, performed by The Stone Roses para el caso de Fool´s Gold en el largometraje Lock, Stock and Two Smoking Barrels.


Según el diccionario, banda es un conjunto de instrumentistas, con o sin cantantes, que interpreta alguna forma de música popular. Así pues, no hay forma de advertir al compositor al escuchar una banda, pues puede(n) o no estar allí. Con lo anterior en mente hace algún tiempo, he analizado varios casos particulares en busca de los compositores, descubriendo que si bien el rock usualmente viene en forma y con nombre de banda, el asunto del compositor no es tan homogéneo, poniendo al descubierto el tema de los proyectos y afirmando que ese conjunto de instrumentistas que conocemos como banda no siempre es permanente y en ocasiones está llamado a transformarse según la necesidad de los compositores.

De acuerdo con lo anterior surge la inquietud: ¿son los integrantes de una banda igual de importantes?

Creo que es una inquietud para plantearse con cada banda que frecuentemos, pues con ese propósito descubrí que algunas bandas que creía inmutables, donde todos compartían labores de creación, eran más bien proyectos cuya dirección recaía sobre uno o dos de sus integrantes, siendo los demás dispensables.

Mi sensación es que si bien en el pasado el fenómeno también era verificable, en la actualidad esta dinámica de creación se fortalece. Hay varios ejemplos que lo revelan y que acentúan la diferencia entre la composición y la interpretación musical, primordialmente, a manos de líderes de proyectos que se presentan con un nombre de banda.

Queens Of The Stone Age

Una vez disuelta Kyuss, la banda en donde tocaba guitarra, Josh Homme continuó en la escena de su natal desierto californiano como líder QOTSA. Con el paso de los álbumes quedó claro que QOTSA era un proyecto liderado por Homme con el cual, al invitar numerosos músicos a participar, ofrecería rock duro de vieja escuela durante la primera década del siglo 21, rendiría tributo a bandas influyentes para él y traería la atención de la audiencia sobre grandes rockeros, tanto compositores como músicos de sesión quienes mantenían un perfil bajo. Todo esto, claro, tocando canciones de su autoría.

Durante su escalada (álbumes Rated R de 2000 y Songs For The Deaf de 2002) QOTSA ganaba atención mundial pero ésta no estaba concentrada en un líder sino en un equipo.

Por ejemplo, sabio como siempre a la hora de administrar su proyecto, para Songs For The Deaf Homme invitó a Mark Lanegan para que cantara en varios tracks y a Dave Grohl para que se encargara de las baterías, consagrándolo ipso facto como el baterista rock de sesión mas importante. (Grohl es el líder de su propio proyecto Foo Fighters, pero es su influencia como baterista lo que le ha dado su estatus, iniciando con su participación en el álbum Nevermind)

Durante la gira promocional Homme contrató además a Troy Van Leeuwen, un multi instrumentalista que se abrió espacio en el medio de los músicos de sesión desde su participación en el álbum Mer de Noms, el exitoso debut del proyecto de Billy Howerdel y Maynard James Keenan, A Perfect Circle.

Hasta ése álbum, muchos pensamos que por su constante aporte a la banda como bajista y voz principal en varios temas, de alguna forma Nick Oliveri era miembro permanente de QOTSA al igual que Homme. Sin embargo y tristemente para muchos que lo extrañamos en la alineación oficial, alrededor de enero de 2004, Oliveri fue despedido del proyecto por el único y todopoderoso motor de QOTSA, Josh Homme.



Nine Inch Nails

El primer apelativo que recuerdo de Trent Reznor fue acotado por el entonces VJ de MTV Latinoamérica Alfredo Lewin (quien conducía Headbangers Ball) cuando presentaba unas noticias en algún momento de los años 90 y se refirió a él como “El Cerebro de Nine Inch Nails”.

Enumerar los oficios en que se desempeñó Trent Reznor durante la vigencia de NIN es muy extenso. Aparte de cantar, toca piano y guitarra, pero detrás de un computador es prácticamente cualquier instrumento. Dentro de su obra encontramos un aguerrido enfrentamiento contra las disqueras, una propuesta audiovisual y un trabajo como productor de álbumes y bandas sonoras.

La dinámica de Reznor siempre fue crear álbumes con la mayor libertad creativa posible y después contratar músicos para los videoclips y la gira promocional. Algunos músicos le acompañaron por largas temporadas y algunos los consideramos indispensables para el proyecto Reznor, pero, nunca lo fueron. Lo siento, Chris Vrenna y Robin Fink.

Comparto dos documentos audiovisuales en donde se evidencia a NIN como un proyecto de Trent Reznor. Con más de diez años de diferencia entre uno y otro, opera la misma dinámica. El video clip del tema Gave Up del EP Broken de 1992 y uno de los ensayos de temas del álbum With Teeth de 2005, en los cuales se ve a Reznor ensamblando sus temas con músicos cercanos, por ejemplo Richard Patrick de Filter, Chris Vrenna de Tweaker y Brian Warner y Jeordie White de Marilyn Manson. (Vale la pena anotar que Dave Grohl grabó baterías en vivo para 7 tracks del álbum With Teeth).



The Mars Volta

The Mars Volta es otro ejemplo de nombre que trae una banda a la mente de quien lo escucha, pero en realidad es un proyecto de dos personas en el cual intervienen múltiples músicos.

A través de sus álbumes han variado la manera en que asignan los créditos por la participación. Recién conformado, se mencionaba a The Mars Volta indiscriminadamente, pero en el tercer álbum Amputechture ajustaron la información de la siguiente manera:

The Partnership between
Omar Rodriguez-Lopez [who wrote and arranged all music and directs the group]&
Cedric Bixler-Zavala [who wrote all lyrics and vocal melodies]
Is The Mars Volta
This compositions are then performed by The Mars Volta Group: […]

The Mars Volta Group (evidentemente encabezado por Omar y Cedric) ha mutado levemente para cada álbum y así como se encuentran talentosos bateristas jóvenes como Jon Theodore o Thomas Pridgen, encontramos también a gurús de la industria como Michael “Flea” Balzary en dos oportunidades y a John Frusciante permanentemente.

Omar y Cedric han trabajado juntos desde At The Drive In, pero es a través de este proyecto donde elevaron su estatus por la calidad de su propuesta. Entre los dos se destaca Omar, pues aunque el primer álbum de The Mars Volta, Deloused In The Comatorium fue producido por Rick Rubin, todos los proyectos que dirije desde entonces, incluyendo su propio y ya extenso trabajo como solista, son producidos por él.



The Smashing Pumpkins (y a propósito del concierto en Bogotá el pasado 27 de noviembre)

El caso de The Smashing Pumpkins es curioso porque desde su génesis y hasta bien entrados en su pico de popularidad siempre se concibió como una banda de integrantes indispensables y permanentes (concepción que aparentemente compartían al interior de la banda). Sin embargo, a partir de 1996 iniciaron una serie de sucesos que revaluarían esta concepción. Primero, el baterista Jimmy Chamberlin fue removido de la alineación por problemas graves con las drogas y SP siguió su camino con el álbum Adore en el cual el baterista no fue reemplazado.

Posteriormente, entre 1999 y 2000, habiendo regresado Chamberlin al grupo, fue D'arcy Wretzky quien se retiró justo después de haber grabado el álbum MACHINA/The Machines Of God, así que para la gira promocional se contrataron los servicios de Melissa Auf Der Maur, ex bajista de la banda Hole.

El 2 de diciembre de 2000 tocaron un concierto de despedida en Chicago después de anunciar su fin.

Pasado un tiempo y en una amistad renovada con Chamberlin, Corgan reunió un grupo de músicos y formó el proyecto Zwan para ensamblar sus últimas composiciones. Desafortunadamente para él, Zwan no funcionó por serias diferencias de personalidad con los músicos invitados.

Después estos eventos y de seguir componiendo sin parar, Corgan dejó su actitud humilde al respecto e interiorizó que SP era su proyecto y que lo quería de vuelta. Así pues, anunció el regreso de la “banda” e invitó a sus antiguos compañeros de los cuales sólo Chamberin atendió el llamado.

Después de la etapa del Zeitgeist de 2007, para finales de 2009, Corgan anunció que como consecuencia de la decadencia del álbum como concepto en el mercado lanzaría Teargarden By Kaleydiscope, y en promoción de los nuevos temas producidos a la fecha pudimos verlo en Bogotá, acompañado de tres nuevos músicos, en un show de rock de muy buena calidad.

Muchos colegas se privaron del evento por la nostalgia de la alineación inicial de SP, respaldando esta reflexión que ahora termina.

En el mundo del rock todos los músicos pueden interpretar, pero no todos pueden componer. Esta eventualidad afecta las formas de este arte y su mercado, razón por la cual quería proponer el tema.

Aparte de darle la bienvenida a otros ejemplos que desee sugerir para analizar su estructura, pregunto: ¿qué opinan de Radiohead como banda en estas primeras semanas de estreno de The King Of Limbs?

3 comentarios:

FAT SUGGAR DADDY dijo...

RADIOHEAD se reinventa y aún así uno escuche cada uno de los discos siempre sabe que son ellos, eso para mi es lo que hace una gran banda.

rickiwarrior dijo...

Excelente artículo sobre el último problema de Nick Oliveri con las autoridades, su despido de QOTSA y sobre todo, su efecto sobre la banda mientras fue parte de ella:

http://www.grantland.com/blog/hollywood-prospectus/post/_/id/54670/former-queens-of-the-stone-age-bassist-somehow-avoids-jail-after-four-hour-standoff

rickiwarrior dijo...

Éste tema sigue vivo, miren que Foo Fighters ha cogido cara de banda con los años, y Jon Theodore, el primer baterista de The Mars Volta, fue el escogido por Homme para reemplazar a Joey Castillo para la gira del ...Like Clockwork (y a quienes vimos la semana pasada...)

Publicar un comentario

 

Suscríbete al Feed