domingo, 5 de septiembre de 2010

Sunday's Horror Film Review: The Return of the Living Dead (1985)


Los años ochenta fueron una gran década para las películas de horror. Fue en ese entonces cuando se acuñaron algunos de los clichés más emblemáticos del género, la mayoría de los cuales anticipaban una muerte segura y dolora directamente proporcional a la ingenuidad (y en algunos casos idiotez) de los personajes. Entre los más destacables se encuentran la necesidad irreprimible de investigar ese ruido extraño en lo más profundo de una casa abandonada o de un oscuro bosque; bañarse desnudo en el lago o tomar una ducha caliente (si es en tina, mejor); ser un punk o metalero vistiendo botas y chaqueta de cuero llena de cadenas y taches; separarse del grupo para buscar mejor al miembro que ha desaparecido; tener sexo; ser miembro de una pandilla de adolescentes; salir corriendo; retroceder; esconderse en un clóset; ser adulto y no hacer caso a las advertencias de un grupo de jóvenes hormonales; etcétera, etcétera, etcétera. Yo, debo confesarlo, me siento atraído especialmente por este tipo de películas… aún no descifro cuál es su especial encanto, pero sin duda es en gran medida gracias a estos clichés que para mí resultan irresistibles.


Así pues, para este domingo en el que me siento especialmente nostálgico por una época que ya pasó traigo conmigo THE RETURN OF THE LIVING DEAD. Esta película capitalizó en el éxito de la saga de George A. Romero sobre zombies, hasta el punto que sus personajes se refieren a Night of the Living Dead (1968) al principio de la historia, sosteniendo una interesante conversación acerca de la veracidad de los hechos que allí se narran (y que finalmente desencadenará el horror). Sin embargo, se distancia en la medida en que abraza abiertamente y sin pudor la moda ochentena con todos sus clichés, uno encima de otro. Además, es recordada con especial cariño por haber introducido el canto de guerra zombie por excelencia: braaaaaaaaaaiiiiiiiiiiiiiiiiiiinnnnnnnssssssss!

¡Que la DISFRUTEN!

Mi calificación (sujeta a cambio): 7.5

7 comentarios:

FAT SUGGAR DADDY dijo...

El cine slasher en el fondo representaba como los excesos tontos de la clase media gringa, de los jóvenes digo, eran puesto a prueba con nuevas cosas, como por ejemplo: el sida.

insantidad dijo...

qué?

Kill the Bat dijo...

jeje...buena recomendación santi...esa peli alguna vez me la vi cuando era niño en premier caracol y me daba mucho miedo...y mi papa me mandaba a dormir cuando salia Linnea Quigley(mamacita) mostrando las tetas...

Kill the Bat dijo...

jejej...

http://3.bp.blogspot.com/_tg0MubulgQE/S8SHVv2C0nI/AAAAAAAAAFA/8d6R3zlCa6Y/s1600/bM2505-LinneaQuigley%40TheReturnOfTheLivingDead-1.jpg

insantidad dijo...

jajjaja sí! a mí me pasó lo mismo con esta película y con las hinojosa!

misspex dijo...

jajajaja que buena reseña santi, me la repito porq tampoco me resisto a esos clichés tan sabrosos...
a ver cuando volvemos hacer plan de cine de terror y metemos esta, y una de freddy o jason.. masters!

insantidad dijo...

gracias lilix, me alegra que te guste! y ganas de hacer plan de terror es lo que tenemos, lo que no tenemos es dónde!

Publicar un comentario

 

Suscríbete al Feed