jueves, 19 de febrero de 2015

Sobre BOYHOOD


Aunque la filmografía de Linklater es bastante variada, creo que pocos esperábamos que el tocayo tramara un proyecto tan ambicioso y poderoso. Y claramente, no se trata de presupuesto (según IMBD, costó cuatro millones de dólares).

Boyhood es otra de las películas del momento y se merece todos los reconocimientos, porque lograron una obra única basándose en valores de producción inusuales. Lo digo porque creo que la principal virtud aquí es la paciencia y el coraje que requirió por parte del realizador y del equipo. Haberse tomado tanto tiempo para crear, es por un lado un gran logro de producción, al mismo tiempo que es una protesta contra la inmediatez de la vida actual, así como de la creación audiovisual y su consumo.

Es curioso que con Infierno o Paraíso hubiese sucedido algo similar en cuanto al tiempo de grabación, pero estamos comparando géneros diferentes. O no? Ahora que lo pienso, en Boyhood hay un gran documental disfrazado de ficción. Definitivamente creo que no se había visto algo así.

Es extraño porque para hacer consciencia de lo grandioso de Boyhood, debes pensar en términos de producción. Es decir, debes salir de la historia y recordar que el personaje que has estado viendo, es el mismo. Por esto, dramáticamente es una película sencilla. De hecho, me parecieron más fuertes las reflexiones de los padres durante la película. No obstante, este retrato de "momentos de una vida" (como se tradujo el título al español) te permite una identificación  amplísima como espectador, aunque sea de forma muy sutil. Por cierto, la película se desarrolla en Texas, el estado donde creció el director, lo que inspira tantos detalles y les da su toque genuino.

Efectivamente, Boyhood es un fenómeno. Qué sentirá Ellar Coltrane ahora que crece sin interpretar a Mason? Y también Lorelei Linklater (la hija de Richard) quien interpretó de maravilla a la hermana mayor Samantha?

Calificación: 5 / 5

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Suscríbete al Feed