viernes, 27 de febrero de 2015

To Bring You My Love - Vigésimo Aniversario


Siempre se notó de lejos que ella se traía una obra maestra entre pecho y espalda, y que su cuarto de hora era solo cuestión de tiempo. Luego de los rockeros Dry (1992) y Rid Of Me (1993), el 27 de febrero de 1995 llega el turno del To Bring You My Love con el que mi adorada PJ Harvey se inscribió en las grandes ligas de los años noventa (o breakthrough, que llaman en inglés) con una propuesta bien alternativa entre las alternativas de la época.

Así pues, abandonó a la banda que la había acompañado hasta el momento (Rob Ellis e Ian Oliver) y se involucró con nuevos músicos, como su gran amigo John Parish, Mick Harvey (de los Bad Seeds) y hasta Eric Drew Feldman, dejando claro por qué los álbumes continuarían saliendo bajo su nombre. Ahora, posiblemente el mejor aporte a To Bring You My Love aparte de PJ, es la producción a cargo de Mark "Flood" Ellis, uno de los cracks del oficio consagrado entre la segunda mitad de los años ochenta y primera de los noventa con maravillas como Violator de Depeche Mode, Pretty Hate Machine de Nine Inch Nails o Zooropa de U2.

Y la producción tiene mucho que ver aquí, ya que este álbum es un bicho raro, un producto claramente orgánico, construido a punta de voz, guitarras, batería y pandereta, con unos sutiles toques de teclados y sintetizador que le dejan una fuerte tendencia electrónica. Esto solo es evidente en el "guiado-por-lo-electrónico" Down By the Water (video), dramático, oscuro y monumental sencillo que se abrió paso por todos los medios.
(Polly Jean y su preciosa bocota alrededor de 1995)

Pero no nos obnubilemos con el memorable hit. To Bring You My Love es acerca de una atmósfera y un beat delicados para que nuestra reina vocal cante encima. La voz es el principal elemento (tal vez más que en cualquiera de sus otros discos), hasta el punto que si minimizáramos (aun más) toda la música, los temas seguirían funcionando. Esto es claro desde la apertura con el tema que le da nombre al álbum, maravilla construida con un básico riff de guitarra eléctrica y un poder vocal de otro planeta. Un verdadero espectáculo.
 
Luego viene la rockera, Meet Ze Monsta, área donde también entra Long Snake Moan, las minimalistas Working For The Man, Teclo, y I Think I´m A Mother, los otros dos hit singles C´mon Billy (video) y Send His Love To Me (video) Wow!, y bueno, la conclusión perfecta con The Dancer. Todos estos temas fluyen concisos e indestructibles con la solidez de los grandes álbumes de la música popular. Cuarenta y tres minutos impecables.
 
To Bring You My Love fue mi primera incursión en PJ Harvey, quienes se mantienen a la fecha como uno de mis álbumes definitivos de todos los tiempos, así como mi artista mujer predilecta en la música, respectivamente.
 
Feliz aniversario!
 





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Suscríbete al Feed