lunes, 23 de febrero de 2015

Sobre INHERENT VICE


Aunque su particular humor logró mantenerme a flote y evitar perderme en alguno de sus 149 minutos, la verdad es que Inherent Vice es una película bien difícil de seguir y disfrutar, lo cual puede causarte sueño, mal genio y hasta ganas de abandonar la sala de cine. Entonces, es poco probable que funcione como entretenimiento.

Una vez hecha la advertencia, creo prudente reconocer el trabajo de Paul Thomas Anderson, que si bien a veces se pasa de freak, es de alta calidad. Para empezar, el tipo la produce, dirige y adapta, a partir del libro Inherent Vice (2009) del escritor americano Thomas Pynchon. Una breve búsqueda en Internet arroja datos curiosos acerca de este señor que se caracteriza por sus densas y complejas novelas, las cuales le han valido un par de premios importantes, una referencia explícita en Los Simpsons, y lo ubican como uno de los escritores claves del siglo 20, de ésos que continúan siendo inspiración para directores de cine sollados e intelectuales quienes buscan insumos escritos para sus próximos trabajos. En fin. Parece que Inherent Vice es la primera novela de Pynchon llevada al cine, y a juzgar por lo que vi en pantalla y he leído, Anderson respeta el escrito, y a su vez el escrito explica la particular dinámica de la película.

Ya sobre la experiencia audiovisual puedo contarles muchas cosas buenas. Empiezo diciendo que parece una mezcla de L.A. Confidential y Chinatown con The Big Lebowski. Esto es bueno en la medida en que los hilos que unen el complejo thriller noir policiaco que uno sufre por seguir, concluye con magníficos chistes inspirados en aquella poco sobria época (1970) pasada de drogas, donde la marihuana era común como el cigarrillo, mientras que otras sustancias más fuertes ocasionaban noticias como la de la familia Manson, que es referenciada como uno de los eventos del momento durante la historia.

Y la mayoría del peso de esta obra recae sobre Joaquin Phoenix, quien interpreta el rol principal de Doc Sportello de manera ESPECTACULAR, seguido por Josh Brolin en otro rol gigante como el detective Christiane "Big Foot" Bjornsen.

Otros detalles interesantes son la reflexión sobre el verdadero hippie y el cast de Katerine Waterston como Shasta Fay Hepworth. Un detalle muy atractivo.













Calificación: 3.5 / 5


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Suscríbete al Feed