martes, 24 de marzo de 2015

Dopes To Infinity - Vigésimo Aniversario

Otra bandota que impulsó la dinámica noventera fue Monster Magnet. Formados a finales de los años 80 en New Jersey, los Magnet salieron a los circuitos del rock con una propuesta deliciosa de música fuerte y psicodélica, inspirada en lo clásico del género pero con la energía de su época. Después de algunos Eps lanzaron su legendario debut Spine Of God (1992), que fue catalogado poco después como uno de los trabajos definitivos del stoner rock, detalle que es importante mencionar ya que esto los ubica como pioneros de este estilo junto a bandas como Kyuss, aún cuando sus aproximaciones sean diferentes.
 
Luego de otro par de álbumes lanzados en el 93 con los que juran lealtad a sus espíritu stoner (el Tab...25 y el Superjudge, con sus temas extensos, riffs graves, grooves densos y efectos espaciales), llega el turno del Dopes To Infinity (1995) un excelente álbum cuyo sonido empata inmediatamente con el de la explosión alternativa noventera, logrando por primera vez en su carrera amplio reconocimiento por parte de la crítica, así como de la audiencia en términos de ventas. Ahora, creo que el éxito del Dopes se fundó en haberle dado un toque adicional a la receta retro de Monster Magnet, para poder ser percibidos en aquel entonces como una propuesta vigente y consolidada, y al respecto, Dave Wyndorf (cerebro de la banda), puede anotarse dos puntos, pues además de ser el compositor principal, produjo el álbum, lo cual indica que este éxito obedeció primordialmente a su instinto.
 
Entonces el Dopes tiene un sonido tan reminiscente de los noventa como de épocas anteriores. Si tomamos por ejemplo el exitazo Negasonic Teenage Warhead (video) recordaremos un clásico del 95 pero también uno del 67: Tales Of Brave Ulysses de Cream. Así pasa con I Control, I Fly que suena tanto como a su propio tema Medicine, como a T.V. Eye de The Stooges, o con Third Alternative que muestra la dosis obligatoria de Black Sabbath que sobresale a lo largo de su carrera. En todo caso, las referencias son exquisitas y por supuesto incluyen maestros como ZeppelinFloyd. Entre mis favoritas están también la heavy Ego, The Living Planet, la acústica y orientada-hacia-el-pop Dead Christmas y la instrumental y poderosa Theme From "Masterburner".
 
Si bien su álbum de culto es el Spine y el de mayor éxito comercial es el Powertrip (1998), el Dopes es hoy en día el gran punto medio y de referencia para esta banda que considero relevante por ser de mi predilección, pero también por estar próxima a cumplir treinta años activa.
 
Feliz aniversario!
 



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Suscríbete al Feed