martes, 10 de marzo de 2015

Sobre MAPS TO THE STARS


Para mi siempre ha sido un placer ver una película de David Cronemberg, no solo porque son de mi predilección, sino porque durante treinta años de trabajos son tan claras sus intenciones y motivaciones que me parece fino seguir constatando el manifiesto tácito con el que guía su obra. Dicho esto, es claro que hay un alto riesgo de no ser objetivo al calificarlo. (Bueno, A Dangerous Method no me gustó tanto y así lo planteé en su momento).

Bien, para empezar hay que señalar que después de tantas historias contadas y tantos años en el oficio, parece lógico que las nuevas ideas realizadas traigan consigo sorpresas. En este caso, me refiero al guión. Maps To The Stars está basada en la novela Death Stars (2012) del escritor americano Bruce Wagner, quien se caracteriza por su agresivo criterio sobre la industria del cine en su país. Ahora, al escoger esta idea como insumo Cronemberg tenía claro que ésta, su primera película rodada en Estados Unidos, sería al mismo tiempo una profunda crítica de este mundillo. Lo importante es que aún enfrentando las dificultades para financiarla y ahora las relacionadas con la aceptación del resultado final por parte del público y la crítica, en Maps se le ve firme en su estilo y categoría, y por consiguiente, en su relevancia.

Entonces, si están listos para ver lo oscuro y complejo de los planteamientos y dramas de Cronemberg desarrollados en Hollywood, van por buen camino. Además de las evidentes críticas contra la crisis de valores en este importante medio, aquí se explora el tema con motivaciones reales y actuales proveídas por la novela que funda la película, y potenciadas con el excelente trabajo actoral.

Sobre de la historia puedo contarles que además de girar en torno al antiquísimo tema del incesto, llama mi atención que el planteamiento tenga además una cercanía con la teoría de las Constelaciones Familiares. Lo digo porque además de lo anterior, John Cusack interpreta a un terapeuta y Bruce Wagner tiene una cercanía importante con temas espirituales. Bueno, Cronemberg también entiende del tema, aunque sea desde su usual aproximación ficcional.

Ahora, el casting no tiene precedentes en la filmografía del director en términos de actores y actrices famosos. El punto clave de este bien aprovechado recurso es la interpretación de Julianne Moore, que le valió premio a mejor actriz en Cannes (reconocimiento que también obtuvo en los premios Oscar con Alice). Como es de común conocimiento, Cannes es un espacio que reconoce valores más artísticos, así que saquen sus conclusiones pero desde mi punto de vista, el rol de Moore como Havana Legrand en Maps estará entre su top 3 de mejores actuaciones de su vida.

La otra actuación importante aquí es la de Mia Wasikowska, que además de hermosa hace un excelente papel principal como Agatha Weiss, llevando a cuestas el clásico detalle body horror de Cronemberg.

El caso es que si no es por algunas de estas razones que expongo, hay un considerable riesgo de tener sentimientos encontrados al respecto. Sin embargo, Maps To The Stars es un peliculón.

Calificación 4/5
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Suscríbete al Feed