viernes, 27 de marzo de 2015

Frogstomp - Vigésimo Aniversario

Por Dick Johnson. 
 
Para el año 1997, es muy probable que nosotros, los hijos malditos de la década alternativa, no tuviéramos idea que más allá de nombres como AC/DC, Midnight Oil o INXS, existiera dentro del Oz rock un fenómeno llamado Silverchair. Poco a poco por los canales de MTV y MTV2, estaba abriéndose paso el Freak Show (segundo disco de la banda) y junto a los power riffs de canciones como Slave o Freak, muchos jóvenes ansiosos de sangre nueva encontramos en Daniel Johns el verdadero símbolo post-grunge que sin saberlo, estábamos buscando. Solo sería hasta el poder creativo de su tercer disco Neon Ballroom, que las comparaciones perezosas y tontas entre Johns y Kurt Cobain se detendrían y la banda obtendría la libertad para desprenderse de los noventas y contribuir a alimentar el legado del Oz Rock (Véase: Diorama y Young Modern, cuarto y quinto álbum)

Pero volvamos a 1995, cuando probablemente ni usted ni yo conocíamos estaba banda. Daniel Johns era un guitarrista tímido, sin mucho interés por figurar y mucho menos por cantar, pero cuyo talento para componer un rock alternativo emotivo y vigoroso le permitió junto a su banda ganar una convocatoria nacional australiana para grabar su gran éxito Tomorrow. Gracias a este reconocimiento nacional, Silverchair (antes "Innocent Criminals") obtuvo el apoyo y el tiempo para construir y diseñar ese poderoso renacuajo que reconocemos globalmente como Frogstomp

Sin alternativa vocal, Johns empezaría a desarrollar la que puede ser una de las voces más prolíficas y versátiles que tiene el rock and roll hasta el día de hoy (Ver: Aerial Love, su último single). Disco tras disco es notorio el enriquecimiento musical de la banda y de la voz de Johns. Sin embargo, el esfuerzo de grabar un disco a los 16 años con la actitud y la capacidad de Silverchair, es probablemente una de las mejores anécdotas/misterios de los años noventa. ¿Cómo pueden tres peladitos de 16 años componer uno de los mejores álbumes alternativos de una década?
 
(Qué tal esta juventud-casi infancia? De izquierda a derecha Gillies, Joannou y Johns)
 
Israel´s Son es la apertura a este viaje llamado Frogstomp. Una canción que define el power trío que daría estructura a la banda (hasta la llegada de Paul Mac hacia el tercer álbum y en adelante), y que no demuestra ningún temor para generar ruido e inclusive para escuchar los primeros pseudo-guturales del pequeño Johns. Tomorrow como buen single, viene en segundo lugar y antecede a la que es probablemente una de las mejores canciones de Silverchair hasta el día de hoy Faultline. Nunca fue particularmente relevante, pero dentro de la cosmogonía de la "silla de plata", no hay un solo fanático que no adore esta canción. Balada, soft rock, power rock hasta el final.

Lo curioso es que el disco apenas empieza y tantos otros temazos vienen en camino que pareciera que Frogstomp fuera un disco de grandes éxitos de una banda de dos décadas, en vez del debut de unos adolescentes. Pure Massacre, Shade, Leave Me Out, Suicidal Dream, Madman, Undecided, Cicada Findaway.....  baladas, soft rock, punk rock, power rock... que convierten a Frogstomp en un disco bandera de nuestra generación. Silverchair y la escasa edad de Johns, nos permitió a muchos contemporáneos sentir además enorme orgullo por la gran calidad musical que se puede producir en cortas edades.
 
No me pidan definir a esta banda pero en su primer disco ya era posible preveer que tarde o temprano serían mucho más que una banda de punk rock (o grunge) de los noventas. Y lo hicieron... desde Frogstomp hasta Young Modern, Silverchair la sacó del estadio, una y otra vez.

Frogstomp, feliz cumpleaños disco de puta madre!!!!
 





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Suscríbete al Feed